¿Qué es un retiro espiritual?

Generalmente, se considera que un retiro espiritual es una manera de acercarse a Dios o al interior de uno mismo. Por medio de la concentración, la relajación y la oración se busca que una persona deje de lado sus problemas terrenales y se entregue a cuestiones más elevadas.

Este término se utiliza para mencionar la práctica de alejarse por un tiempo de las obligaciones cotidianas y de la vida material para dedicarse de lleno a rezar o meditar.

¿Qué es una casa de retiro espiritual?

Una casa de retiro espiritual es un lugar, generalmente rodeado de vegetación, alejado del ruido, tentaciones, problemas y todo lo relacionado con la vida terrenal, en el que se consigue la paz necesaria a través de la meditación, la oración y los ejercicios espirituales.

Las casas de retiros espirituales están relacionadas con la religión y lo ideal es asistir a una en la que se profese la religión que tengamos. De esta forma las oraciones, ritos y ejercicios de espiritualidad tendrán concordancia con nuestras creencias religiosas.

¿Cuándo debo asistir a estas casas de retiro?

Estas casas son el lugar perfecto para tener un espacio de silencio y tranquilidad en el que podemos buscar a Dios, recuperar el camino correcto o meditar sobre nuestras acciones y las consecuencias que las mismas puedan tener.

Por ningún motivo se debe asistir a un centro de este tipo si no se cree que haciéndolo se puede conseguir lo que buscamos, ya que el cambio en nuestra vida comienza por la toma de conciencia de lo bueno y lo malo: NO podemos despojarnos de lo malo sin antes reconocerlo.

¿Qué instalaciones deben tener estos centros?

Generalmente, los servicios que se brindan en las casas donde se realizan actividades espirituales son los más básicos posibles para poder permanecer en dicho lugar. Las excéntricas comodidades que se pueden encontrar en lujosos hoteles y hospedajes no deben formar parte de este tipo de centros.

Esto es debido a que dichas comodidades nos alejan del objetivo principal que se busca al asistir a una casa de espiritualidad: conseguir la paz con Dios, con uno mismo y con el resto.

Por lo general, los servicios que ofrece un centro dedicado al retiro comprenden: dormitorio, servicios sanitarios, comedor, capilla y una zona para realizar actividades dinámicas y en grupo.

¿Que tipo de retiros espirituales existen?

Los retiros de espiritualidad, en cualquiera de sus tipos, han sido utilizados durante años por las personas creyentes para mejorar su vida espiritual. Son una experiencia normalmente religiosa en la que, año tras año, participan muchos fieles.

Estas actividades sirven para poder meditar en soledad sobre diversas situaciones que estemos atravesando. Suelen asociarse con la religión, ya que esta brinda el soporte necesario para hacer posible la meditación, pero no necesariamente es así. Distinguimos los siguientes tipos:

No debes preocuparte si vas a participar de estas actividades sin compañía. En todos los campamentos y retiros de búsqueda y enriquecimiento del Ser, siempre es favorable al espíritu el compartir con personas desconocidas que se encuentran en la misma búsqueda espiritual que nosotros y, en muchas ocasiones, en el mismo nivel de experiencia.

¿Dónde puedo hacer un retiro espiritual?

Para mejorar las condiciones de tu vida evolucionando de manera espiritual, para desconectarte del mundo, de tu rutina diaria, problemas familiares y personales… O para renovar tu energía en su totalidad. Para ello existen lugares que puedes visitar en cualquier época del año:



Benefíciate, ya sea por un retiro corto en un espacio natural de cualquier parte del mundo o por un retiro personal donde se te permita reflexionar sobre cualquier cosa que quieras. O simplemente encontrarte contigo mismo para así llenarte de esa energía que sientes que te hace falta.

Hay momentos en la vida que las palabras viajes y espirituales se encuentran en la misma oración. Y es que hacer un viaje espiritual es de gran importancia y, en ocasiones, se vuelve hasta vital.

A lo largo de la vida vamos atravesando momentos, situaciones o etapas que nos dejan un gran peso en el alma. Si esto es lo que has estado viviendo, entonces un viaje de retiro espiritual es lo que necesitas… Sobretodo si además quieres encontrarte contigo mismo.