Retiros espirituales para jóvenes

Los retiros espirituales para jóvenes son muy necesarios debido a que los jóvenes son los que tienen un mayor número de tentaciones y sirven de ayuda para que tomen una buena decisión y sigan al Señor.

Son las personas jóvenes las que más facilidad tienen para encontrar a Dios, a través de una gran cantidad de experiencias que pueden vivir por primera vez. Las cuáles harán que no se pierda la Fé en Dios.

El que los jóvenes realicen retiros espirituales católicos, los convierte en protagonistas de su propio destino y del encuentro con Dios; de la búsqueda de paz interior. Y el camino que nos lleva a Dios es de gran ayuda cuando se comienza a temprana edad.

¿Qué tipo de retiros espirituales para jóvenes existen?

Este tipo de prácticas pueden dividirse en dos grupos, que se enfocan en perfiles específicos:

  • Los retiros destinados a aquellos jóvenes que conocen a Dios y buscan un reencuentro con él a través de la oración y la meditación.
  • Los retiros espirituales que tienen por objetivo el dar a conocer a Dios; este segundo tipo de retiro espiritual es ideal para que los más pequeños encuentren a Dios desde los primeros años de vida.

Retiros espirituales para jóvenes católicos

Los retiros espirituales enfocados en los jóvenes buscan principalmente encontrar respuestas en tres ámbitos básicos de la vida:

  • Ámbito personal. Es importante saber quiénes somos antes de poder entender lo que sucede a nuestro alrededor.
  • Ámbito social. Entender a las personas con las que tenemos relación directa es posible sólo después de comprender quiénes somos y cuál es nuestro objetivo en la vida.
  • Ámbito religioso. Es quizá el ámbito de mayor importancia y sólo puede conseguirse cuando entendamos completamente los ámbitos previos. Recordemos que Dios nos recibe siempre con los brazos abiertos, pero para poder acercarnos a él es necesario que realmente lo queramos de corazón.

Cartas para retiros espirituales

Es usual recurrir a las cartas para retiros espirituales a fin de contactar con quienes buscan retomar su bienestar.

El objetivo del retiro espiritual es volver al equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu, al gozar momentos de paz y meditación. Sin embargo, esta Era que vivimos (que demanda velocidad, intelecto, trabajo y competitividad) no permite descanso al pensamiento.

El estilo de vida que adoptó el hombre, abrumado por la tecnología, lo obliga a alejarse de su fe. Por tanto, retomar esta tradición es vital para quien desea nivelar su forma de vivir.

Usualmente pensamos que la espiritualidad es sólo para adultos pero todos necesitamos momentos de paz interior. Los retiros espirituales para jóvenes son muy comunes; son instantes de redescubrimiento que ameritan alejarse de todo y todos.

Generalmente las personas recurren a ello cuando la rutina es asfixiante o luego de atravesar algún problema serio. Y, sin importar la causa, necesitará el apoyo de seres queridos para avanzar en ese nuevo camino.

Ideas para escribir a los jóvenes

Si conoces a un joven que se ha ido de retiro espiritual, puedes manifestar tu amor y comprensión con una carta. Estos mensajes se envían para expresar apoyo a la persona que está atravesando algún momento de transición o reconciliación.

Si te interesa y no sabes cómo escribir una, aquí dejamos algunas ideas para que redactes el texto más asertivo posible. No será un modelo específico, pues el objetivo es conectar con tu destinatario desde el corazón:

  • Sé breve y específico. El mensaje debe ser fácil de asimilar.
  • No pienses en ti, la idea es pensar en quien recibirá el mensaje. Tu lector atraviesa momentos difíciles, no lo abrumes con problemas que no le pertenecen y muchos menos le importan.
  • Expresa tus emociones y buenos deseos desde lo más hondo de tu corazón.
  • Si tú has vivido una experiencia similar, puedes compartirla, así sentirá que no está solo.
  • Sé positivo y afirma que todo estará bien, es lo mejor que podrás hacer.
  • Recuérdale el amor que sientes por él/ella y hazle saber que cuenta con tu apoyo.

Retiro de jóvenes para reflexionar

Si estás en tus “años mozos” y quieres escapar de los problemas, te sugerimos un retiro de jóvenes para reflexionar. Buscar paz interior y encontrar la propia identidad en Dios es una aventura cada vez más atractiva para los adolescentes.

Quienes aspiran ampliar la conciencia sobre sí mismos y el mundo que los rodea, aceptan el reto de asistir a un retiro espiritual. El camino no es fácil, pero el proceso de re-descubrimiento es gratificante y por demás, satisfactorio.

Hablar de reflexión es sencillo, pero, es una tarea compleja; requiere tiempo y dedicación. Comprender situaciones cotidianas es engorroso; imagina entonces cuán arduo puede ser estudiarse a sí mismo y encontrar respuestas. El objetivo puede ser claro, pero, el camino resulta confuso durante la búsqueda de tu identidad.

En esta página te ayudaremos a definir algunas reflexiones para tu retiro espiritual, así podrás encontrar más fácilmente tu propósito.

Reflexiones para tu retiro espiritual

Lo cierto es que el retiro espiritual es un proceso que requiere preparación. Si aún no tienes el valor de abrir tu mente y corazón a Dios, posiblemente querrás abandonar la tarea.

La primera recomendación es que tengas la conciencia y convicción de que aprenderás justamente lo que necesitas saber. Si logras eso, cada faceta de tu aventura será recibida con agrado, amor y humildad. A continuación, te facilitaremos una pequeña lista que puedes tener presente en todo momento:

  • Piensa sobre tu vida, identifica virtudes y defectos.
  • Descubre y agradece, todo es aprendizaje.
  • Reconoce la belleza de Dios en ti.
  • Observa tu entorno y reconoce el valor de cada forma de vida.
  • Disfruta y sé feliz.
  • Medita, cada día durante 15 minutos, respira y conecta tu mente con el universo.
  • Dedícate a la oración y habla con Dios.
  • Identifica a tus amigos, aquellos que aportan valor a tu vida.
  • Re-define tus metas, descubre qué necesitas.
  • Decídete a aceptar el amor en Dios.

Dónde pueden los jóvenes hacer un retiro espiritual

Estos retiros espirituales, como buscan permitir la reconciliación del ser, deben hacerse en lugares aislados, lejanos a las ciudades o el desorden.

El objetivo es permitir que los participantes reconozcan su identidad colectiva e individual. La experiencia pretende profundizar la intimidad con Dios y la conciencia universal de la persona.

Por eso, mientras más vida silvestre haya alrededor, más propicio será el lugar para la meditación y el trabajo espiritual.

El lugar ideal para este tipo de retiros

Estructuralmente, siempre que el lugar sea confortable y seguro para tu grupo será posible sentirse a gusto. El contacto con la naturaleza es indispensable para los jóvenes; eso les permite hacer actividades recreativas y dinámicas que les ayuden a conectarse con el entorno, relacionarse con sus compañeros y hacer su proceso de aprendizaje más simple y llevadero.

A los jóvenes, separarse de los deberes y hacer nuevas amistades les permite facilitar la comprensión del ser y las actividades de oración.

¿A qué lugares así puedo ir?

Estos son los tipos de lugares más recomendables para hacerlos:

  • Cabañas o posadas: Siempre son una buena opción, estos lugares generalmente cuentan con todos los servicios básicos lo que facilita el reto de la convivencia a todos los participantes.
  • Parques nacionales donde se permita pernoctar en carpas. Cuando las actividades se realizan al aire libre y las condiciones del entorno obligan a los participantes a proveerse los alimentos y la subsistencia es inevitable fomentar el trabajo en equipo y la cooperación.
  • Casas de retiro. Estos lugares, al igual que las posadas, hacen la convivencia más simple por la comodidad. Además, tienen a su favor que cuentan con espacios destinados específicamente para la oración, la meditación y el estudio. Siempre es bueno tomarlos en cuenta.
  • Ashram’s. Los ashram’s son colonias espirituales destinadas al estudio, el descubrimiento espiritual y el yoga. Los hay alrededor de todo el mundo, sólo hay que buscar.

Dinámicas espirituales para jóvenes

Buscar dinámicas espirituales para jóvenes es algo bastante común. Los jóvenes somos intranquilos, hambrientos de conocimiento y mantener la concentración no siempre resulta fácil.

El camino espiritual procura pensamientos de paz para el espíritu; individual y universal. Te presentamos algunas dinámicas de grupo que permiten a los jóvenes de mente intranquila asimilar más fácilmente el proceso espiritual y conectarse con su conciencia:

Coronemos al rey

Divide en cuatro grupos. Cada uno tendrá una corona que se pueda pegar. El líder dibujará en un pizarrón una escalera ascendente con un rey en el tope.

En cada ronda se realizarán preguntas sobre lo aprendido durante el retiro, sobre la Biblia u otros temas. El equipo que responda correctamente deberá colocar su corona en el primer escalón y así ascender por la escalera.

El primer equipo en llegar a la cima y coronar al rey, ganará.

La subasta

Para esta dinámica necesitarás recortes de revista. Busca artículos como carros y otras cosas materiales; y cosas que representen valores como el amor, la libertad o el tiempo.

Elabora billetes con materiales de desecho. Comienza una subasta “real” y formaliza las ventas a tus compradores.

Al finalizar, analiza con los participantes qué cosas compraron y por qué. Posteriormente invítalos a reflexionar sobre el VALOR de las cosas.

Corazones

Elabora corazones de “origami”, uno para cada miembro del grupo. Reúnelos en un círculo e invítalos a conversar, de sus vidas y lo aprendido.

Invítalos a regalar su corazón a quién ellos quieran y explicar por qué a esa persona.

Al finalizar, explícales que el corazón que les diste, al ser de papel, se puede romper y dar una parte a cada persona presente.

Eso sucede con nuestro corazón; podemos darle una parte a cada persona importante porque tenemos sentimientos amplios que deben ser sinceros.

Temas a tratar en un retiro espiritual para jóvenes

Quienes están en sus años de juventud pueden sumarse a estas actividades con el fin de conocer nuevas personas y redescubrirse como seres humanos.

Los temas a tratar suelen ser de cualquier tipo, el secreto está en el tratamiento y la profundidad del mismo. Como sabemos, estos son procesos de aislamiento de lo cotidiano y la preparación siempre debe estar orientada al crecimiento personal.

La finalidad de definir temas para el retiro espiritual es proporcionar lecciones sencillas que ayudarán a mejorar la manera de vivir.

Independientemente de los temas que se utilicen, deben ser abordados de forma dinámica, especialmente si estás con un grupo de personas jóvenes.

Las temáticas pueden estar vinculados con la espiritualidad, pero es importante considerar aquellos que están estrechamente vinculados a su estilo de vida.

Lista de temas que puedes utilizar

Pensando en ti, hemos elaborado una lista con distintas temáticas que puedes considerar en un retiro espiritual para personas jóvenes:

  • Adoración
  • Alegría
  • Amor
  • Abundancia
  • Bienestar
  • Comprensión
  • Conocimiento
  • Eternidad
  • Familia
  • Desprendimiento
  • Devoción
  • Humanidad
  • Dinero
  • Empleo
  • Enfermedad
  • Entrega
  • Pensamiento
  • Esperanza
  • Religión
  • Perdón

 Nuestra intención es que estos temas guíen a los participantes y así puedan descubrir alguna debilidad personal y, en tal caso, corregirla. El objetivo no es colocarte en la posición de víctimas de sí mismos, al contrario.

La finalidad es que mejores aquellos aspectos que te hacen vulnerable y que consigas un cambio individual, al igual que en tu entorno. La temática no es tan importante, lo ideal es prepararte para impulsar el descubrimiento personal y grupal de los miembros del retiro.

En Resumen…

  • Un retiro católico para jóvenes brinda la oportunidad de distraerte de los deberes diarios y enfocarte en tu parte espiritual.
  • Se considera a los años de la adolescencia como los más activos espiritualmente.
  • Generalmente, suelen ser católicos en su mayoría.
  • Ayudan a orientar a los jóvenes a conectarse con Dios y continuar en la Iglesia durante sus años de madurez.