Retiros espirituales en Portugal

Portugal es un país que alberga en su interior lugares únicos, ideales para hacer un retiro espiritual. Su capital es Lisboa y en ella se ofrecen distintas actividades que van desde retiros de meditación y yoga hasta la práctica de surf en verano.

El centro de retiros Karuna es una de las mejores opciones que este país tiene para ofrecer. Ubicada en Algarve, esta casa te ofrece instalaciones de calidad donde podrás disfrutar un ambiente de silencio que lo hace perfecto para retirarse y encontrarse consigo mismo y con la fe.

El centro está abierto y dotado para recibir campamentos de grupos o instituciones no religiosas  y retiros individuales ofreciéndoles un verdadero ambiente de paz y, en un trabajo unido, ofrecer actividades de meditación y capacitación para sus visitantes.

Retiro de yoga en Portugal

En Monte Na Luz, también en Algarve, tiene una de las casas de retiros de yoga más visitadas del país. Ubicada en una finca a quince minutos de la paya tiene una capacidad aproximada para casi treinta personas.

Ofrecen actividades de senderismo, prácticas de Yoga Nidra, Hatha Yoga y Yin Yoga, meditación guiada y muchas otras actividades para nutrir y fortalecer el espíritu.

Retiros Jesuítas

Los distintos retiros espirituales de los Jesuítas ofrecen, bajo la tutela de un orientador espiritual, la experiencia de tener un verdadero encuentro con Dios a través de sus distintas actividades orientadas a establecer o mejorar la comunicación con nosotros mismos y con el ser supremo, creador de todas las cosas.

Retiro Vipassana

La casa Vipassana tambien es una excelente opción. Sus maestros y profesores ofrendan su tiempo y su conocimiento en esta técnica dedicándose diez días enteros a instruir a los asistentes.

En sus diferentes cursos podrás emprender el camino del autodescubrimiento a través de la autoobservación. Es un remedio espiritual para todo tipo de problemas sin importar si eres budista, católico o de cualquier otra creencia religiosa.

También hay casas de retiros especializadas en actividades para Budas y Santos. En este tipo de actividades la religión es lo de menos, los asistentes lo que buscan es crecer en el espíritu y conectarse con el ser interior y con la naturaleza como creación de Dios.